Si se compara el tiempo que las consolas han estado en el mercado, Xbox One y PS4 superan masivamente sus contrapartes de última generación.

De acuerdo con el grupo NPD, 21 meses después de su lanzamiento, las ventas de PS4 y Xbox One están “cerca del” 50 % más de dónde las ventas de PS3 y Xbox 360 estaban al mismo tiempo en su vida. En general, las ventas de hardware subieron 2 % de junio a julio.

“En julio, Xbox One y Xbox Live continuaron teniendo fuertes ventas y participación, con las ventas del Xbox One en Estados Unidos creciendo un 44 % a comparación de julio 2014 y un crecimiento en la actividad global de usuarios de Xbox Live (Xbox One y Xbox 360) de un 22 %”, dijo un portavoz de Microsoft a IGN.